Blog

¿Rezago educativo o rezago social de los niños en esta cuarentena?

Es evidente que los métodos educativos hoy en día están cambiando y como integrantes del sector, hemos tenido que enfrentar los nuevos retos que esto implica, como el dominio de la tecnología, las habilidades digitales, los espacios y las plataformas necesarias, ya que todo se ha tenido que adaptar a un mundo digital.

En los más de 500 colegios Maple Bear alrededor del mundo, trabajamos con arduo empeño para reducir el rezago educativo. Por ejemplo, durante este periodo de confinamiento, todo un equipo de expertos ha brindado apoyo a las familias haciendo equipo con ellas con el fin de guiarlos para lograr un óptimo aprendizaje y generar un ajuste en la enseñanza de cada alumno acorde a sus necesidades y ritmo.

“Lo más importante es que se mantenga una constante interacción y que los niños participen. Debemos comprender que hoy el niño necesita de más cuidado, de más tiempo y diálogo, incluso de más cariño, porque viven en la incertidumbre. Es fundamental conservar una rutina y ajustar los tiempos de los padres de familia para que, sin descuidar su trabajo en home office, puedan acompañar al niño en esta nueva forma de aprender.”
– Marcos Ganzert. Director Académico para Latinoamérica de Maple Bear

¿Pero qué sucede con el rezago social?

Al no asistir a un colegio de manera presencial, los niños no están adquiriendo las habilidades que exige una vida laboral futura, mismas que se logran al estar en contacto con otros alumnos: comunicación, confianza, empatía, trabajo en equipo, liderazgo e interacción con personas ajenas a su familia.

Aunque el regreso a clases tiene un tinte de incertidumbre, en un futuro cercano los alumnos tendrán que adaptarse a un sistema educativo híbrido con clases presenciales y a distancia, pero mientras esto sucede, no se deben dejar a un lado actividades como las siguientes para evitar el rezago social:

  • Fomentar que los niños tengan llamadas telefónicas y videollamadas con sus compañeros
  • Hacer trabajos en equipo vía remota
  • Mantener una rutina que incluya horas de estudio y de dispersión en espacios lúdicos

Tanto niños como líderes del sector educativo, hoy nos enfrentamos a algo relativamente nuevo, no sabemos qué pasará en un futuro y hasta cuándo terminará el distanciamiento social. Lo que sí sabemos y estamos conscientes de ello, es que gracias a nuestra metodología canadiense, experiencia, profesionalismo y calidad educativa, podremos ajustarnos a los requerimientos que la formación académica requiera para seguir aportando valor a la educación en México.

Hoy en día, más de 300 franquiciatarios dueños de un colegio Maple Bear lo están logrando y los padres seguramente no lo olvidarán… ¿te gustaría formar parte? Contáctanos y recibe guía de nuestro gerente de negocios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top